mindfulness en hospitales

El mindfulness en hospitales

Es un pionero en utilizar técnicas de Mindfulness en España. Este antiguo jesuita de origen indio nos cuenta el origen y los beneficios de la práctica de esta técnica para ayudarnos a vivir el ahora. Hoy entrevistamos a … Sammikanu Peter.

samikannu peter

E: Últimamente escuchamos hablar de Mindfulness bastante a menudo, pero sinceramente no tenemos claro en qué consiste y cómo se puede aplicar a la medicina.

SP: En Massachusetts, Norteamérica, en un hospital de enfermos con dolor crónico había un médico, Jon Kabat-Zinn, que intentaba ayudarles pero los tratamientos no funcionaban. La gente sufría mucho por el dolor que tenía. El doctor Kabat-Zinn había tenido experiencia en meditación e intentó aplicarla con algunos de sus enfermos. Después de unos días, el tratamiento comenzó a tener buenos resultados así que él doctor empezó a dedicarle más tiempo y a utilizarla de forma habitual con pacientes. Al final fundó un centro de meditación en el hospital

Tenía formación en psicología, experiencia en meditación, era médico y combinaba neurociencia, meditación, medicamento, medicina moderna, técnicas de relajación de yoga y lo presentaba en occidente, no como un camino espiritual sino como una herramienta para manejar el estrés.

Muchas veces nos bloqueamos por el estrés la cosas positivas que nos pasan o pueden pasar. Por ejemplo, podemos vivir con mucho dolor, no estoy diciendo que tengamos que vivir con mucho dolor, pero podemos. El organismo tiene la capacidad de poder manejar mucho dolor.

Con la meditación o con el Mindfulness no se quitan los problemas o los dolores pero nos ayuda a verlos y a aceptarlos. En la aceptación encontramos más recursos para poder manejarlo más rápido y el organismo abre caminos para resolver el dolor.

E: ¿Quieres decir que podemos manejar el dolor físico?

SP: Hace 200 años, ¿cómo hacían cirugía? ¿tenían anestesia? No existía. La anestesia tiene una historia muy corta en la humanidad. La gente vivía con dolor.

Socialmente estamos perdiendo cada vez más la capacidad de manejar cualquier tipo de dolor: físico, emocional, el que sea. Social y culturalmente estamos perdiendo esa capacidad.

Con la meditación o con el Mindfulness los problemas no desaparecen ni los dolores, pero nos ayuda a verlos y a aceptarlos. En la aceptación encontramos más recursos para poder manejarlos más rápido y el organismo abre caminos para resolver ese dolor.

Necesitamos intervenciones desde fuera pero si estamos bloqueando desde dentro, la intervención exterior no va a funcionar.

E: Siguiendo con la aplicación del mindfulness en hospitales.

SP: Y no solamente en hospitales. En EE.UU y el Reino Unido se ha desarrollado el Mindfulness como terapia adicional. Psicólogos, médicos, educadores, están muy involucrados y en el Reino Unido incluso se enseña en colegios.

Después del Dr. Jon Kabat-Zinn comenzó a utilizarse en otros lugares.

¿Cómo? Ponían vídeos de meditación de 20 o 30 minutos mientras los pacientes, en la cama, escuchaban qué estaban haciendo ellos mismos, que no era otra cosa que al observar su respiración, relajaban su cuerpo. Sino la mente da vueltas con los problemas y con el dolor. Pensando en ellos nunca encontramos una solución, nos produce más estrés.

¿Qué hacemos en la meditación? Engañamos a la mente y ponemos su atención en la respiración. Así la mente queda tranquila y no piensa únicamente en el dolor que siente.

E: ¿Existen pruebas científicas de los beneficios del mindfulness?

SP-. Sí, la meditación ha ayudado a los neurólogos y psicólogos a entender cómo funciona la mente y el cerebro.  Aquí, en occidente, la mente es más científica. Yo tengo una teoría personal: la mente nunca está tranquila, es así en todo el mundo, no aquí o en otro país, pero hay que saber cómo manejarla. Si intentamos luchar directamente contra ella no vamos a poder.

¿Qué hacemos en la meditación? Engañamos a la mente y ponemos su atención en la respiración. Así la mente queda tranquila. Está contrastado que la mente solo puede poner su atención en un objeto un momento. Conscientemente, traemos la atención de la mente a la respiración. Es la meditación.

Eso produce tranquilidad porque piensa menos, no está metida con los problemas y eso influye en el cuerpo. El cuerpo se relaja y cuando esto sucede, si hay dolores, no te sientes tanto.

Hay una parte física del dolor y una parte de lo que pensamos del dolor, de cómo lo interpretamos. Podemos manejar el dolor básico en el organismo a un nivel muy alto, aunque mucha gente no conoce la capacidad que tiene para hacerlo porque nunca han tenido la ocasión de probarlo… Nadie quiere dolor. Es natural.

En cualquier enfermedad hay una parte importante que es qué interpretación hago yo de la enfermedad. Puedo tomar tratamiento o no, pero si rechazo la enfermedad y me resisto a ella, el tratamiento no va a funcionar porque el organismo se bloquea.

Nadie ha muerto de dolor, nadie muere de dolor sino de una enfermedad concreta. Llevamos muchos años intentando evitar el sufrimiento. Es lo que intenta toda la buena gente que quiere hacer algo por la sociedad: intentar aliviar el sufrimiento.

E-. Entonces, ¿quién debe practicar el Mindfulness?, ¿a quién se dirige?

SP-. Cualquier persona. Con enfermedad, sin enfermedad, cualquier persona. No necesita unas cualidades físicas. No es yoga, es meditación y te ayuda a vivir la vida con otra perspectiva y actitud.

Es un proceso muy personal e íntimo, que pasa dentro de tí.

La gente lee artículos de meditación y lo intenta unos días pero, al no ver resultados inmediatos, lo deja.

Hay estudios sobre Mindfulness que dicen que si alguien medita todos los dias unos 20 minutos durante 8 semanas se produce un cambio físico en el cerebro.