El Lean Healthcare en las organizaciones sanitarias

El concepto de Lean Healthcare tiene sus orígenes en el método Kaizen, desarrollado en Japón tras la Segunda Guerra Mundial, ante la necesidad del país de alcanzar a las potencias occidentales y estar en condiciones de competir económicamente con ellas. Kai en japonés significa “cambio” y zen, “mejor”, y la frase “un largo camino comienza con un pequeño paso” resume el sentido del kaizen.

Adoptar el kaizen es asumir la cultura de mejora continua, que se centra en la eliminación de los desperdicios y en los despilfarros de los sistemas productivos sin pretender grandes cambios, sino de forma gradual, ordenada y paulatina. Los beneficios que se logran aplicando las herramientas Kaizen en las clínicas y hospitales del mundo son, mejoras en Calidad, Productividad, Costes y Nivel de Servicio. En España también se muestran en varias experiencias nacionales del ámbito sanitario.

En las organizaciones sanitarias esta metodología también es aplicable: el concepto “Lean Heathcare” se está incorporando ya como una herramienta más de mejora en los planes estratégicos de organizaciones y centros del sector sanitario y social. Se han demostrado resultados excelentes, tanto en procesos asistenciales como no asistenciales, que van de la reducción de costes y errores a la seguridad laboral.

Se introdujo en España por la Fundación Hospital de Calahorra, en La Rioja, que la adoptó en el 2000 para mejorar la logística; en el 2008 la incorporó el Consorcio Sanitario Integral de Cataluña y posteriormente, los hospitales Clínico y Parque de Salud Pere Virgili de Barcelona, Fuenlabrada de Madrid y Dexeus de Barcelona, y USP San Jaime de Torrevieja.

La implantación de ‘lean’ se centra en optimizar el flujo de trabajo, eliminando todas aquellas actividades que no generen valor y optimizando de forma conjunta todos los flujos existentes durante la actividad asistencial (profesionales, información, materiales, equipos) con la finalidad de poder crear un proceso asistencial capaz de dar respuesta a la demanda. O dicho de otra forma: persigue “reducir el coste total y los plazos, y aumentar la productividad sin aumentar la presión sobre el personal”.

Razones para aplicar el método lean healthcare en el entorno sanitario

Los pacientes se merecen lo mejor. Hoy en día la mayor parte de servicios asistenciales están plagados de ineficiencias. Ofrecer un servicio eficiente que fluya sin interrupciones y que no genere tensiones es la mejor manera de mejorar la calidad asistencial.

Los profesionales sanitarios se merecen lo mejor. Hay una correlación directa entre los empleados y su productividad. Los profesionales que trabajan en entornos no optimizados se frustran y estresan. Los trabajadores más satisfechos generan niveles más altos de satisfacción al paciente.

El país se merece lo mejor. El coste de sanidad pública supone cada vez un peso mayor del PIB y se está empezando a cuestionar su sostenibilidad. La única manera de proveer mejores servicios a menor coste es mejorar la eficiencia interna de nuestros procesos de prestación de servicios.

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER: